ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

La juez Robles y el inocente Tommouhi

“Sin embargo, para los esforzados votantes socialistas hay algo más interesante aún que los detalles de su actuación en aquel tiempo roto. Se trata de la responsabilidad inextinguible que [Margarita Robles] contrajo al enviar a un inocente a la cárcel. Braulio García Jaén la explicó en Justicia poética, su formidable libro sobre el caso Tommouhi. No solo explicó su incompetencia: también su despreciable falta de arrepentimiento. Aquí, lo esencial.

Arcadi Espada, El Mundo por dentro, hoy.

Archivado en: Uncategorized

El periodismo preventivo regresa al Raval

Un reportero de El País estuvo hace un par de días en el barrio el Raval de Barcelona. Ayer publicó su reportaje.

Esta frase:

El pasado viernes, cuando Cataluña supo de los atentados de París, miró hacia El Raval.

Es decir, Cataluña llegó al Raval encarnada en el reportero de El País.

Y esta mitad de párrafo:

Las acusaciones de terrorismo no resultan nuevas en este barrio de Barcelona. Es el mismo lugar donde en 2008 la Guardia Civil detuvo a 14 supuestos terroristas yihadistas, 11 de los cuales fueron condenados a penas que iban de seis a ocho años de cárcel. La Audiencia Nacional constató que habían planificado cometer un atentado en el metro de Barcelona en el que el número de víctimas mortales se hubiera podido contar por decenas.

La Audiencia Nacional no constató nada de lo que dice el reportero. La AN los condenó por el delito de pertenencia a banda terrorista y, a algunos de ellos, por el de tenencia de explosivos. Nada de planes.

De hecho, nada de ese supuesto complot de 2008 se ha probado todavía, más allá de lo tampoco lo que el tribunal de la AN declaró probado: “El tribunal llega a la conclusión de aceptar como probado que los hechos se desarrollaron en la forma en que este testigo relata”.

El Tribunal Supremo retiró  luego la condena por tenencia de explosivos atendiendo a la cantidad incautada: 18 gramos entre 11 condenados sale a 1,63 gramos por condenado.

No atendió a su calidad, porque entonces la “constatación” no le habría servido ni al reportero de El País: eran 18 gramos de pólvora extraída de unas bengalas infantiles, que sacaban “chispas” y “colores”, según los peritos de la Guardia Civil explicaron en el juicio.

 

Encore,  como dicen en París: las bengalas habían sido compradas en Francia. De donde, por cierto, había llegado también el “testigo protegido”, el artista posteriormente conocido como “informante” de un servicio de inteligencia extranjero (no lo digo yo: lo dijo el fiscal; después del juicio, eso sí) y, en verdad, uno de los traficantes de inmigrantes más buscados de Pakistán.

Y esta otra mitad:

Muchos, tanto en El Raval como fuera de él, sostienen que el testigo protegido que delató a los acusados mintió. Una polémica que volvió a las calles del barrio el pasado verano y que, tal y como, vino se fue.

Es una típica operación retórica hacer decir a los demás lo que no han dicho: Los que, dentro y fuera del Raval, sabemos que el testigo mintió, no sostenemos que “delató” a nadie. Sostenemos lo contrario: que mintió, como sostienen El Periódico de Cataluña, Infolibre y Mediapart, desde hace tiempo.

Los hechos, datos y documentos que lo sostienen son variados: el regristro oficial de la policía de fronteras pakistaní, un documento de la seguridad social italiana, un falso contrato firmado en Portugal, el libro rojo de los traficantes más buscados del gobierno de Islamabad, documentos de la Cimade (una organización de derechos humanos que se encargaba hace años de los centros de retención de inmigrantes en Francia), un cable del embajador americano en Madrid, además de tres testigos con nombre y apellidos. Todo ello está recogido en los reportajes enlazados más arriba.

Es imposible que “mintiera” y “delatara” al mismo tiempo. Por eso el uso del verbo “delatar” evidencia donde está el reportero: entre los que creen que el falso testigo dijo la verdad. Es más fácil creer que saber, pero aún más fácil que eso, es venir e irse como se vino. Predispuesto.

 

 

Archivado en: Uncategorized

Actualización: mis artículos en CTXT

Este blog, por problemas con el dominio, ha estado fuera de cobertura algo más de un mes. En este tiempo he seguido publicando en Ctxt:

El pelotazo de la primera piedra: facturas y método. La productora Telson, que cobró 900.000 euros por el vídeo del acto fundacional del Campus de la Justicia, es filial de una compañía cercana al PP. Aguirre obligó al contratista, implicado en la Gürtel, a dedicar 1,5 millones a promocionar la obra. 1/11/2015

El contrato perdido de Norman Foster que firmó Esperanza Aguirre: 13,5 millones de euros por dos edificos sin construir. CTXT publica el contrato ‘desaparecido’ y firmado en 2006 entre el gobierno de la Comunidad de Madrid y el arquitecto británico para la construcción de dos sedes del fallido Campus de la Justicia. 31/10/2015

La propaganda preventiva de Fernández Díaz. El relato oficial de la lucha contra el terrorismo islamista, y el del ministro del Interior en particular, ha sido a menudo desmentido por los hechos. La inmensa mayoría de los detenidos en operaciones preventivas eran inocentes. 21/10/2015

¿Quién paga todo esto? La presentación de CTXT sirvió para debatir sobre los límites y los pecados de un oficio fundamental para la calidad democrática: el periodismo. Y sobre la guerra que en su favor algunos están dispuestos a librar. 14/10/2015

Archivado en: Uncategorized

Periodismo preventivo

El editorial de El País de hoy se sorprende de que el ministro del Interior no explique las supuestas operaciones antiterroristas:

Más de 600 han sido detenidos en este país desde 2004. Sorprende que con tal nivel de intervención antiterrorista no se produzca una explicación más amplia del Gobierno acerca de si se trata esencialmente de actuaciones tempranas para poner fuera de la circulación a elementos sospechosos —como parece— o si es que se registra también ahora un aumento particularmente peligroso de la actividad yihadista.

Yo tengo una hipótesis: El 90% de los detenidos son inocentes, según ya hemos publicado en Ctxt hace un par de semanas y en Infolibre hace año y medio. Y eso no queda bien explicarlo.

Los datos están sacados de un informe del Real Instituto Elcano, aunque hay que ir al fondo de los gráficos para encontrarlos. No están en el titular.

Tampoco en las informaciones que, oh, sorpresa, publica el diario del editorial. Como esta de hoy: “España encabeza las operaciones antiterroristas de la UE“, sin rastro del 90% de los inocentes detenidos, y que, como lleva años demostrando José María Irujo, es [el reflejo de] la posición editorial del periódico en este tema.

Sorprende que el editorialista de El País no explique si en su caso se trata de ignorancia o de prevención.

Archivado en: Uncategorized

Una información crítica sobre el Gobierno evidencia reflejos autoritarios en El País

  • La salida de dos reporteros revela el conflicto entre el Comité de Redacción y el director Antonio Caño, que impidió ayer que la plantilla vote sobre su gestión
Una información crítica sobre la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha desmembrado el equipo de investigación de El País, el principal periódico generalista de España, y ha acabado desatando un reflejo autoritario del director del diario, Antonio Caño. La crisis generada tras la salida del periódico de dos periodistas de investigación a los que Caño acusó en público y por escrito de “falta de profesionalidad” por retirar sus firmas de un artículo cuyo titular él mismo había censurado, evidenció anoche una fractura en la redacción.
[…]

El artículo íntegro se publicó el miércoles 16 de septiembre en Ctxt.es (aquí) y ayer en Infolibre.es (aquí).

Archivado en: Uncategorized

El juez y el fiscal de los 11 del Raval procesaron otro montaje policial en 2008

El 28 de abril de 2008, la portada de El País se abría con este titular: “El jefe de Al Qaeda financió células desde la cárcel”. Días después, el actual gerente del PSOE y enfonces jefe de gabinete del ministro Rubalcaba explicó ante la embajada americana que el caso era “un montaje”.

Capture d’écran 2015-08-24 à 09.51.04

Un montaje al que el juez instructor Ismael Moreno (a la izq) y el fiscal Vicente González Mota (dcha) habían dado curso legal. El mismo juez y el mismo fiscal que, esos mismos días, estaban procesando también a los 11 inmigrantes del Raval con el falso testimonio de un confidente. Los 11 del Raval fueron condenados; uno de ellos sigue en prisión.

Esa es la historia que publica hoy Infolibre. Su precioso ‘making of’, está por escribir.

Archivado en: Atentado fantasma en el metro de Barcelona

Las reacciones al desmontaje del caso de los 11 del Raval

1. David Fernàndez, preguntando hoy en el Parlament al nuevo Consejero de Interior de la Generalitat, sobre el caso de los 11 del Raval, a raíz de nuestra investigación publicada este fin de semana en El Periódico de Catalunya e Infolibre. (Vídeo)

2. “Los 11 del Raval piden al fiscal investigar al falso testigo clave por el que se les condenó“, Infolibre. El artículo explica muy bien, a raíz de la intervención del abogado Benet Salellas en la rueda de prensa hoy en el Parlament, cuáles serían los pasos a seguir para poder reabrir, vía recurso de revisión, el caso.

3.”ERC, ICV-EUiA y la CUP piden que se ‘revise el caso de la célula del Raval“, El Periódico. Los partidos citados han «exigido este miércoles que se revise el ‘caso de la célula del Raval’ después de la información de EL PERIÓDICO en la que se constata que los 11 inmigrantes detenidos en el 2008 no tenían nada que ver con Al Qaeda y toda la operación se basó en el falso testimonio de un confidente policial.»

4. “ERC, ICV-EUiA i la CUP demanen la reobertura del cas del 11 del Raval per ‘ética i justícia’“, Ara.cat. «El diputat d’ICV-EUiA David Companyon ha demanat “perdó” als onze condemants per una sentència “absurdament injusta” i amb voluntat “de fomentar la islamofòbia”. Així, ha dit que encara que “res retornarà el patiment a les 11 famílies”, ha instat a “aprendre dels muntatges policials” perquè no es tornin a repetir.»

***

Esta tarde ha habido también una concentración en la Rambla del Raval de Barcelona, a las 19.30, que se puede seguir en Twitter a través de #Justicia11delRaval.

Rambla_11Raval_Concentración

Foto: 

Archivado en: Atentado fantasma en el metro de Barcelona

El desmontaje del caso de los 11 del Raval: piezas y enlaces

El falso complot para atentar en el metro de Barcelona en 2008.

El Periódico de Catalunya e Infolibre publican hoy conjuntamente la segunda parte de nuestra investigación sobre el montaje policial y judicial en el caso Raval, en el que 11 inmigrantes fueron acusados de formar una célula terrorista y condenados a partir de un falso testigo protegido. Asim Iqbal, el falso testigo, actuaba como confidente encubierto de los servicios secretos, y es uno de los traficantes de personas más buscados de Pakistán.

En esta segunda parte, lo hemos entrevistado personalmente, después de localizarlo en su casa en Inglaterra, donde vive con una nueva identidad, protegida por la justicia española y que facilita su impunidad. Aportamos además nuevos documentos –el registro oficial de sus entradas y salidas de Pakistán– que desmontan su relato, así como nuevos testimonios, como el del agregado de Interior de la embajada francesa, que confirman que mintió en sus declaraciones. Entre estos nuevos testimonios, fuimos a ver y entrevistamos también al que Asim señaló como el “ayudante del tesorero de Al Qaeda” en Europa, que resulta ser un discapacitado físico y mental, con el que Asim, el llamado F1, se había cruzado un par de veces en una mezquita del norte de Italia.

Estos son algunos de los enlaces de los artículos colgados a esta hora en la web.

La condena a los 11 del Raval se basó en un testigo que mintió. El Periódico de Catalunya.

Falso testigo, delincuente perfectoInfolibre. 

Falso testigo, delincuente perfecto, Mediapart.

La acusación falsa sobre la ‘célula del Raval‘, editorial de El Periódico.

Los 11 del Raval, o no..., artículo de Joan Queralt en El Periódico.

Es confirma que el cas dels presumptes gihadistes del Raval va ser un muntatge, Vilaweb.

Los reportajes y artículos de la primera parte de la investigación, financiada por el Journalismfund.eu y publicados por Mediapart e Infolibre, están recogidas aquí:

http://www.journalismfund.eu/preventive-justice

Archivado en: Uncategorized

Gárgaras y cobardes

Un holandés lleva once años preso condenado por tres crímenes que no cometió. Cuando lo condenaron, el tribunal ya sabía que había una prueba biológica que indicaba que él no era el agresor. Ahora ha llegado un informe científico al Tribunal Supremo indicando quién es el autor, un británico condenado por asesinato.

Bien. Me hubiera gustado leer esa sentencia que tiene que dictar todavía el Supremo, para ver qué gargaras legales hacían los jueces esta vez: porque el primer informe de ADN ya era exculpatorio y sin embargo el tribunal no lo tuvo en cuenta y, según nos han enseñado la historia de Tommouhi y Mounib y alguna otra, eso va a misa en España, y muy probablemente el holandés hubiera seguido en la cárcel hasta cumplir la condena entera.

Por suerte para el holandés Romano Liberto van der Dussen, que lleva 4.268 días preso, junto al ADN ha llegado una declaración del británico en prisión diciendo que él mismo es el culpable de Málaga y que está dispuesto a colaborar con la justicia española para que el inocente salga de la cárcel. Es decir, se puede ser un asesino y un violador múltiple y tener todavía empatía con un inocente que está en la cárcel. O se puede ser Antonio García Carbonell, también violador en serie y acusado ahora de asesinato, y no decir ni mú y dejar que un inocente como Ahmed Tommouhi se pudra en la cárcel. Tommouhi cumplió 15 años. O dejar que otro se muera en ella, como Abderrazak Mounib, que murió en 2000.

Pero yo comprendo a García Carbonell. Algo menos comprendería que la fiscalía catalana, y la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, no movieran un dedo por encontrar al cómplice de Carbonell (autor de varias violaciones impunes) antes de que prescriban todas. Todavía espero que contesten al correo electrónico que les envié hace casi un mes.

En fin, la sentencia que tiene que redactar el Supremo hubiera sido de gran interés de no haber llegado la “miniconfesión” del asesino inglés, Mark Dixie. Porque ahora se acogeran a ella, a la confesión, para decir que es una prueba absolutamente nueva que “demuestra” la inocencia de Van der Dussen, y podrán darle una patadita también al tribunal de Málaga por no haber tenido en cuenta el primer análisis científico. Una patadita de conejo. Como si fuera la confesión la prueba definitiva y no el ADN, que se conocía desde antes del juicio.

Es decir, tampoco Tommouhi podrá alegar esta vez que él sigue condenado por una violación de Cornellà que no cometió. Porque aunque en aquel caso también hubo un análisis científico que lo exculpó, nunca nadie confesó luego la autoría. Y ya sabemos que, cuando la palabra de la víctima se vuelve sagrada, para llevarle la contraria hace falta lo mismo que para redimir un pecado: una confesión.

Es lo que distingue un juez en 2015, de un peligroso fanático. En España tenemos un puñado de lo segundo, empezando por Margarita Robles, que es la que condenó a Tommouhi sin leerse el informe científico que lo exculpaba. Sé que hay muchos más de lo primero. Pero la impunidad con la que siguen ejerciendo los fanáticos no deja de sorprenderme.

P.D. No sabía como terminar esta nota, porque no sabía cómo abrochar el nexo entre justicia y religión. Este artículo de Michael Schermer, que enlaza hoy Arcadi Espada en su blog de El Mundo, es una buena pista a seguir. Autojusticia, dice. Está bien. Es exactamente eso, autojusticia: y no me parece exclusivo de los terroristas. Voy a seguir la pista.

P.D. La pieza sobre el inocente Romano Liberto van der Dussenel es de Mónica Ceberio Belaza, en El País de hoy: http://politica.elpais.com/politica/2015/05/09/actualidad/1431196720_320285.html

Archivado en: Uncategorized

Expiaciones (y II): pasando el testigo

Un día de finales del verano pasado, me hice una pregunta: ¿Qué datos tengo yo para sostener que el cómplice de García Carbonell en las violaciones de 1995 y 1991, era siempre la misma persona? La respuesta es: ninguno.

Todo el mundo, yo incluido, lo hemos dado por hecho, pero no hay ninguna prueba (conocida) de ello. La relación de parentesco entre Carbonell y su cómplice, de la que sí existe registro, sólo está acreditada para las violaciones de 1995.

El sentido se inventa lo que no sabe.

Pero no voy a entrar en eso ahora: lo importante es el mail que envié hace un par de semanas a dos jefes policiales de Barcelona y que decía más o menos así (los corchetes ocultan la identidad del señalado):

 

Buenos días:
Me disculparán este mail a dos bandas, pero la ocasión lo requiere.
En 2008 entrevisté a un hombre que conocía bien, realmente bien, a García Carbonell y su familia. Según el entrevistado, uno de los cómplices de García Carbonell es [X], cuyos datos relaciono más abajo.
Sin embargo, el único análisis al que tuve acceso entonces, el de la condena revocada de Olesa de 1991, mostraba que el segundo violador NO podía ser [quien señalaba el entrevistado]. Así que abandoné la pista.
Hace unos meses, caí en la cuenta y comprobé  que en verdad nada indica que el cómplice de Olesa y el de las violaciones de 1995, sean la misma persona. Todo el mundo, yo incluido, lo hemos dado por hecho: que el cómplice era un familiar cercano y que siempre era el mismo, tanto en 1991 como en 1995.
Pero ya digo: no hay nada que lo muestre. La relación de parentesco que refleja el ADN sólo aparece acreditada para los casos de 1995.
Desde septiembre y hasta hace unos 15 días, he intentado acceder a los análisis de 1995, donde se recoge el perfil del cómplice. No lo he conseguido.
Ahora vivo y trabajo en el extranjero y ya no lo voy a conseguir antes de que prescriban todas las violaciones del 95: la última, cometida contra una chica de Sant Boi de Llobregat, prescribe el próximo 18 de junio. El pasado 26 de marzo prescibió la primera.
En estos meses sí he podido averiguar algo de los antecedentes del señalado: tiene varias detenciones por asaltar vehículos a finales de los 90, algunas por parte de los Mossos, no sé si también de la Guardia Civil, y al menos una en 2003, por la Policía Nacional.
Lo significativo son los asaltos a los vehículos. Así también los detalles sobre el Volkswagen Golf de los que habla el entrevistado (les adjunto transcritos los extractos más interesantes del audio).
El “[X]” del que habla el entrevistado es:
[Nombre, apellidos, DNI, fecha y lugar de nacimiento, nombre de los padres, domicilio]
En fin, metiéndome donde no me llaman, yo empezaría por comparar los análisis del 95 con el informe del caso de Olesa de 1991.
El informe de los casos de 1995 es el A 2015/95, emitido el 16 de marzo de 1996, por el Instituto Nacional de Toxicología. Ampliado en un dictamen de 14/5/1996
El cómplice de 1995 –el ADN también muestra que en los de ese año, el segundo violador sí era el mismo en todos los casos–  todavía podría ser acusado de al menos estos dos casos, que prescriben a los 20 años:
–14 de Junio 1995. Arboç del Penedés. Uso de bates y violación doble (por turnos…) contra una sola víctima.
–18 de junio 1995. Junto al Colegio Llart de Sant Boi del Llobregat. Palos y violación doble (por turnos) contra una sola víctima.
Acaban de prescribir estos otros dos:
–24 de marzo, de 1995: descampado entre Santa Coloma de Cervelló y la Colonia Güel. Uso de porras para romper los cristales, violación por turnos de dos agresores contra una sola víctima.
–8 de abril de 1995.. Ermita del Puig. Uso de porras y violación doble (por turnos…) contra una sola víctima.
Cordialmente,

Archivado en: Justicia poética, La pistola humeante, Principios (y derivas) de la justicia poética

Para ir al blog de ‘Justicia Poética’ pincha en la imagen

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: