ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Un hombre pide el indulto tras casi tres años preso por un error judicial

Mónica C. Belaza (EL PAíS)/Madrid 18/05/08

Jorge Ortiz, de 36 años, sólo puede ya implorar un indulto al Gobierno, como ha pedido su abogado, para salir de la cárcel. No le quedan vías legales para exigir que se haga justicia y se declare su inocencia. Fue condenado en 2005 a siete años de cárcel por dos atracos a punta de navaja. Una de las víctimas dudaba de que hubiera sido él. La otra, que en un principio lo identificó, se desdijo antes del juicio ante la policía e identificó a otra persona. A la policía se le olvidó unir al sumario de Ortiz esta nueva diligencia y el juez, inexplicablemente, no creyó a la víctima cuando contó en el juicio lo sucedido. Lo condenó con estas pruebas. Ni la Audiencia Provincial ni el Tribunal Supremo enmendaron el error. Su familia, preocupada por su estado psicológico, recaba ahora firmas para el indulto.

En febrero de 2004 se cometieron en Gijón decenas de robos a punta de navaja contra comerciantes, todos parecidos y perpetrados por una persona. La policía comenzó a enseñar fotos a los testigos. Jorge Ortiz aparecía en los álbumes policiales por algún delito -nunca con violencia- por el que había sido detenido. Sólo dos víctimas pensaron, viendo la foto, que podía ser el atracador. Una de ellas dijo, al ver la foto y en el reconocimiento en rueda posterior, que “creía” que era él. La otra, Ana Yolanda E., recuerda que no estaba segura cuando le enseñaron la foto, pero que firmó el papel porque la policía le dijo que había robado en otros sitios. Y asegura que después, en la rueda de reconocimiento, lo identificó “con total seguridad” porque lo recordaba de la fotografía.

Ortiz pasó cuatro meses en prisión preventiva. Durante ese tiempo, los atracos continuaron. Finalmente, la policía detuvo a otro hombre, Miguel Robles, que fue después condenado por 24 atracos. Tras esta detención, la policía fue a buscar a Ana Yolanda para enseñarle la foto de Robles. Ella no dudó. Dijo que estaba segura de que era él quien la había atracado y que se había equivocado al identificar a Ortiz porque ambos tenían marcas de granos en la cara. A la otra víctima no le enseñaron la foto de Robles.

La policía olvidó remitir esta diligencia a la causa seguida contra Ortiz, y fue juzgado. En la sala, la víctima que siempre dudó de la culpabilidad de Ortiz volvió a hacerlo. Y Ana Yolanda contó la historia de la segunda fotografía. Insistió en que el culpable era otro. El juez, Lino Rubio, del Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, no la creyó porque no tenía los papeles. Condenó a Ortiz a siete años de prisión y procesó a Ana Yolanda por falso testimonio. Las pruebas de cargo eran sólo los reconocimientos de las víctimas. La resolución habla también de contradicciones del acusado, pero de hecho casi se le acusa de no probar su inocencia, cuando es su culpabilidad la que debe demostrarse.

La sentencia fue apelada. La Audiencia Provincial de Asturias la confirmó sin entrar a valorar el hecho de que Ana Yolanda lo había exculpado ante la policía y el juez.Y Ortiz volvió a la cárcel.

Ana Yolanda fue después juzgada por falso testimonio. La absolvieron. En el procedimiento salió a la luz lo ocurrido con los policías, que dijeron que efectivamente habían ido a enseñarle la foto de Robles tras la detención, que ella se había desdicho del anterior reconocimiento y que había identificado con absoluta seguridad al nuevo sospechoso. Paradójicamente, este doble reconocimiento exculpó a Robles del robo a Ana Yolanda. Cuando se le juzgó por la veintena de atracos, sobre éste el fiscal no presentó acusación argumentando que si la testigo había reconocido “sin ningún género de dudas” a dos personas, el testimonio no era fiable.

Cuando salió la sentencia absolutoria de Ana Yolanda, el abogado de Ortiz, Guillermo Calvo, pidió un recurso de revisión ante el Supremo. Es un recurso extraordinario y complicado, para el que se exige que existan hechos nuevos que “evidencien la inocencia del condenado”. Es decir, se invierte la carga de la prueba. No es suficiente con que haya dudas sobre la culpabilidad, sino que hay que probar que el reo es inocente.

El Supremo no lo admitió a trámite. La fiscalía, que informó desfavorablemente a la admisión del recurso, dijo que los hechos alegados -la retractación de la testigo- ya habían sido planteados ante el juez de lo Penal y que éste había decidido no darles credibilidad. Y asunto resuelto. De lo que no hablaron ni la fiscalía ni el Supremo fue de que el juez de lo Penal se equivocó al pensar que la mujer mentía, como había quedado demostrado por sentencia firme posterior. En cualquier caso, ahí acabaron las vías legales. Ortiz sólo puede confiar en el indulto por parte del Consejo de Ministros mientras sigue en prisión.

****

La víctima de este caso, Ana Yolanda E.: “Él no fue quien me robó y nadie lo saca de la cárcel“.

Curiosamente, en este despiece sobre “Falsos Culpables” no aparece el caso de Abderrazak Mounib y Ahmed Tommouhi, que  en su día estuvo en el orígen de esa categoría de inocentes condenados por la cara.

Anuncios

Archivado en: El taller

3 Responses

  1. Pues parece que a Ahmed Tommouhi se le verá un pelín el pelo en el programa Callejeros de la Cuatro, el próximo viernes. Se titula “No es justo” y va de errores judiciales, el colapso de la justicia, etc., etc. Lo que se lleva esta temporada.

    Me gusta

  2. estupefacto dice:

    Hablando de peticiones de indultos, y del caso de Tommouhi en particular, muchos simples mortales nos hacemos la pregunta: nueve años esperando que resuelvan la petición de indulto cursada por la Fiscalía, ¿es mucho o poco tiempo? Claro, estas cosas no se pueden hacer a la ligera, llevan consigo papeleo, consultas, reuniones, periodos de reflexión. Un año a pie de calle es toda una eternidad para una mosca pero sólo un santiamén para quienes viajan a velocidades próximas a la de la luz, allá en las altas esferas, por los pasilllos de la Moncloa. Así que, ¿nos podría sacar de dudas alguien autorizado? ¿Algún fiscal, por ejemplo?
    Gracias al fiscal jefe de Alicante disponemos de una respuesta directa. Aunque sus declaraciones se refieren a un caso que no tiene nada que ver, ni de lejos, con las circunstancias del caso Tommouhi, podemos retener lo siguiente: el periodo de cuatro años transcurrido desde que un condenado solicitó el indulto le parece un tiempo “desproporcionado”, siendo “poco habitual que el Gobierno tarde tanto en pronunciarse sobre un tema”.
    http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Fiscalia/pide/carcel/inmediata/ex/consejero/Cartagena/elpepiespval/20080521elpval_1/Tes
    http://www.lasprovincias.es/valencia/20080522/alicante/fiscal-jefe-cree-poco-20080522.html

    Con ese criterio, hay que suponer que el ex-fiscal José María Mena considerará -en la intimidad- doblemente “desproporcionado” y “poco habitual” el retraso de más de nueve años en resolver el indulto que pidió para Tommouhi.

    Me gusta

  3. manolo dice:

    Seguro que los agentes de policia que se olvidaron eran del Cuerpo Nacional que como han demostrado en el tema de la dinamita de Asturias brillan por su opacidad mental.

    Bueno es broma, hau verdaderos cracs el problema es que no les tocan el pellejo a la colla de inutiles que hacen estas desgracias. en resument quien son los culpables pues todos los inutilies de jefazos que tienen que no supervisan el trabajo de sus subordinados , total que si alguien tiene que pillar que no sea el de abajo que pille el jefe de esta forma el que venga a suplirlo de buen seguro no caera en el mismo error, antes cortarà la cabaza del inutil de turno.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: