ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Alá y el silencio de los periódicos

Hace una semana que sabemos que el Gobierno denegó el indulto a Ahmed Tommouhi (no me consta que hayan resuelto el de Abderrazak Mounib). Tote y Estupefacto han comentado aquí la sorpresa que les produce que ningún periódico haya publicado la noticia. Estupefacto se pregunta por qué si durante nueve años ha sido noticia el retraso en la resolución, no lo ha sido la resolución del retraso. Tote me señala directamente: “que conteste Braulio, ¿no?”

Recojo el guante, aunque solo tengo clara una parte muy pequeña de la respuesta. Antes que cualquier explicación teórica, el por qué la noticia no ha salido en El País, con la posibilidad de que hubiera luego podido ser rebotada por otros medios, se debe en parte a una razón muy tonta: Mónica C. Belaza, experta en condenados por la cara del periódico (I, II y III) está de vacaciones.

¿Por qué no han dicho ni mú, Pere Ríos (El País), Ildefonso Olmedo (El Mundo) o Domingo Marchena (La Vanguardia), que durante años han seguido el caso? No lo sé. Imagino que algo tendrá que ver el cansancio. Pero me parece que influye también el poco glamour de la noticia. Aunque fuera, probablemente,  la última noticia que iban a poder sacar sobre el asunto. La realidad, una vez más, ha estropeado el final de una buena historia: un induto sin resolver durante años, era, en cada cumpleaños, una buena historia. Ahora ya no.

Que la resolución sería negativa ya lo había anunciado el ex ministro de Justicia, López Aguilar: “El Gobierno ha decidido que no es un mensaje asumible indultar a una persona condenada por violación”, declaró hace dos años. El enviado del ministerio al programa que Hoy por Hoy le dedicó a este tema cuando se cumplían siete años sin que se hubiera resuelto el indulto dejó entrever, sin embargo, la verdadera razón por  la que no se resolvía: “es que sería muy fácil decir que este expediente se va a llevar al Consejo de Ministros, exclusivamente, para que se rechace. Es decir, cuando se plantean cosas al Consejo de Ministros es para cuestiones que sean favorables al interesado”. La respuesta es una idiotez: el Consejo de Ministrros resuelve negativamente la inmensa mayoría de los  indultos (sólo el 5% de las las 9.390 solicitudes presentadas en 2005 fueron aprobadas, por ejemplo). Pero es una idiotez reveladora de la única forma de justicia que en el ministerio y la fiscalía estaban dispuestos a ofrecer a estos dos condenados por la cara: justicia poética. No querían resolverlo porque no querían denegárselo. Pero tampoco era un mensaje asumible…

Ésa es también la única forma de justicia por la que está dispuesto a trabajar el periodismo divine. Nadie ha buscado otra explicación que no fuera la del trágico error. Nadie ha preguntado a los responsables. El documental del pasado martes (puede verse íntegro aquí) es el último ejemplo: no había pruebas de su inocencia, dice tranquilamente el señor Fiscal Jefe, y cambia el plano.  “¿Las buscó usted, señor Mena?”, me gustará preguntarle. En un papel que envió  al señor Tommouhi a finales de 1999 a la cárcel, el periodista escribió toda una declaración de principios: “Confía en alá. Pronto serás libre.” Confía en Alá, porque lo que es en nosotros…

La denegación del indulto es un acto demasiado trivial, demasiado burocrático como para cerrar un drama. Que pueda ser al mismo tiempo demasiado brutal, debe obviarse en este caso: es una brutalidad que, por muy compleja que sea, el más tonto sabe que también les señala  a ellos. 

Nota: Como bien comenta Estupefacto, dos excepciones digitales confirman la regla de papel: Arcadi Espada y Manuel Trallero.

 

Anuncios

Archivado en: El Ministerio y el indulto

5 Responses

  1. B.T. dice:

    Ese “tribial”…

    Me gusta

  2. estupefacto dice:

    Esperemos que uno de los factores que hayan contribuido al silencio no sea el hecho de que la noticia llegara indirectamente y con mes y medio de retraso (“aquí sólo servimos género fresco…”).
    _________________________

    Cambiando de tema (o casi), siguen un par de ejemplos de errores de identificación en rueda que, por lo que parece, estuvieron a punto de convertirse en errores judiciales:
    _________

    […]

    -Después de 20 años ¿Hay alguna resolución judicial que le haya marcado especialmente?

    -Cada vez que pongo una resolución que suponga la privación de libertad de una persona, me repercute. Pero recuerdo con malestar algún error judicial que también he cometido. A principios de los 90 tuve tres meses a una persona en prisión provisional y luego resultó que era inocente. Fue en Móstoles. Era una persona sospechosa de ser un violador en cadena y lo conocían como el violador del tenedor. Hubo dos víctimas que lo reconocieron: un hombre de color con una cicatriz en el cuello muy significativa y lo mandé a prisión provisional. Luego se descubrió al verdadero autor porque pese a que ya había un sospechoso en prisión no pudo aguantarse y volvió a cometer una violación con un tenedor. Lo pillaron in fraganti. Resulta que también era una persona de color con una cicatriz en el cuello. No, es algo que no se puede olvidar.

    -¿Es preferible un inocente en la cárcel o un culpable libre?

    -Ante la duda, hay que adoptar la decisión de libertad. Pero yo en este caso tenía muy pocas dudas. Luego se le pagó una indemnización y le pedí disculpas.

    […]
    _________

    El entrevistado es el juez Manuel Caballero Bonald (artículo “El abuso sexual a una niña no puede tener la pena del fraude a Hacienda”, malagahoy.es, 22/6/2008; http://www.malagahoy.es/article/malaga/162070/quotel/abuso/sexual/una/nina/no/puede/tener/la/pena/fraude/haciendaquot.html )

    El País del 25/7/1991 hablaba del caso, pero no sé si se refería al falso culpable o ya al segundo detenido, el auténtico violador:
    _________

    Detenido en Móstoles, el presunto ‘violador del tenedor’

    ELISA BLANCO – Móstoles

    Kokanda Afonso, un angoleño de 20 años, ha sido detenido en Móstoles como presunto autor de seis delitos de violación perpetrados en dicha localidad, según la Jefatura Superior de Policía. El angoleño abordaba a sus víctimas, mujeres de entre 12 y 42 años, con el pelo cubierto con una bolsa de plástico y las intimidaba con un tenedor, por lo que se le dio el sobrenombre del violador del tenedor.Las descripciones de las víctimas facilitaron la detención del angoleño, que vivía en una pensión de la avenida de la Constitución, donde los inspectores hallaron el tenedor y la bolsa de plástico, así como ropas que reconocieron las víctimas.
    _________

    El segundo ejemplo lo encontramos en La Verdad (Murcia) de hoy, 23/6/2008 (
    “¿Cuánto valen tres meses de vida?”;
    http://www.laverdad.es/murcia/20080623/region/cuanto-valen-tres-meses-20080623.html ).
    Reproduzco algunos párrafos:
    _________

    […]
    El 17 de abril de 1998, una joven de 19 años fue asaltada por un desconocido, armado con un guante de pinchos, en una calle de San Javier. Tras hacerse con 15.000 pesetas de la cartera de la chica, el caco huyó. Eran las dos de la tarde. Ella no lo dudó un instante y acudió a denunciar el asalto del que había sido víctima al cuartel de la Guardia Civil. Sobre sus ojos comenzaron a sucederse numerosos rostros: todas las personas con antecedentes que figuraban en el álbum de la Benemérita. Joaquín había participado, hacía años, en el robo de un coche. De repente, el dedo de la joven recayó sobre el papel. La vida de Joaquín estaba a punto de cambiar.
    […]
    Joaquín estuvo 99 días entre rejas, a la espera de un juicio que, finalmente, demostró su inocencia. «Pasaba las noches en vela», recuerda este joven, que a día de hoy cuenta con 34 años. «No podía dejar de darle vueltas a la cabeza». La vista, además, se vio suspendida en varias ocasiones. Joaquín era trasladado a los juzgados y, horas después, volvía a encaramarse a los barrotes de su celda. Su paso por la cárcel le ha cambiado la vida. «A partir de ese momento», reconoce, «todo se torció».
    El 30 de julio de 1998 Joaquín fue puesto en libertad y, cuatro meses después, se celebró por fin el ansiado juicio. El fiscal solicitaba para él una pena de cinco años de prisión. Joaquín se temió lo peor. Sin embargo, la víctima, oculta tras un biombo, aseguró que él no era el hombre que la había asaltado, meses antes, en una calle de San Javier. Le absolvieron. «A día de hoy, aún no le he visto la cara».
    […]
    __________

    Me gusta

  3. Calder magullado dice:

    La pregunta que habría que hacerle al señor Mena no es esa, por supuesto. La pregunta que habría que hacerle al ilustre jubilado es: ¿Desde cuándo son necesarias? Y la siguiente: ¿Hay muchos fiscales aún en activo que también crean, como usted, en la presunción de culpabilidad?

    Me gusta

  4. ladoblehelice dice:

    Querido Calder:

    Son necesarias desde el momento en que la sentencia es firme. En este caso, lo son: y el señor Mena hablaba del momento a partir del cual surgieron las dudas tras el primer informe de la Guardia Civil, cuando ya lo eran. Firmes.

    Por supuesto que la suya es una pregunta trasladable a los fiscales que lo acusaron, pero de la que el mismo Mena podría escurrirse alegando que durante la acusación el convencimiento de las víctimas era suficiente prueba de cargo. Si lo eran o no, es la pregunta que pretende responder el libro.

    De la situación posterior al informe sí es plenamente responsable: pues sólo él podía -y debía– ordenar todas las diligencias informativas oportunas, y no lo hizo. Es más, lo que hizo fue negar un segundo informe de la guardia civil a las defensas.

    Me gusta

  5. estupefacto dice:

    Antonio del Moral García, Fiscal del Tribunal Supremo, en un escrito
    del 7/4/2000 en que se oponía a que el Supremo autorizara la interposición
    del recurso de revisión de las tres condenas no anuladas de Tommouhi, lo
    explicaba así:
    _________

    “El recurso de revisión no está previsto en la ley como un medio para
    revisar la valoración de la prueba que se llevó a cabo en el proceso para
    comprobar a la luz de otros elementos nuevos si la decisión fue acertada o
    no. Para que un recurso de revisión sea admisible no basta con resucitar la
    situación de duda sobre la culpabilidad. Es preciso probar la inocencia. Esa
    configuración legal podrá merecer críticas, si se quiere, por lo que supone
    de sacralización de la cosa juzgada. Incluso podría postularse de lege
    ferenda una dulcificación de esas exigencias legales del recurso de revisión
    que sin abdicar de la prevalencia del principio de seguridad jurídica,
    otorgase mayor campo de acción a las dudas fundadas -y las presentes aquí
    son muy fundadas- surgidas después de la sentencia. Pero el régimen legal es
    ése y a él hay que atenerse. La conclusión es una: no concurre el supuesto
    previsto en el nº 4º del art. 954, por cuanto no ha quedado evidenciada la
    inocencia del condenado. Podría admitirse que se han introducido hechos que
    legitiman para poner en duda su culpabilidad, pero no para entender probada
    su inocencia. Y esa base es insuficiente para la revisión pretendida. El
    Fiscal por ello ha promovido los expedientes de indulto según consta en las
    actuaciones, como única formula legal apta para dar respuesta a la solicitud
    del promovente.”
    _________

    Cambiando de tema (o casi), vean hoy a cuenta del “caso Ricardi” -cuyo
    desenlace no está nada claro, dicho sea de paso- dos maneras muy diferentes
    de cubrir la misma noticia, yendo al grano (
    http://www.lavozdigital.es/cadiz/20080624/ciudadanos/ricardi-declara-confeso-prision-20080624.html
    ) o perdiéndose en el acné (
    http://www.diariodejerez.es/article/jerez/163555/rafael/ricardi/comparece/ante/juez/y/sostiene/es/inocente.html
    )…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: