ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Una carpeta para Margarita Robles

Margarita Robles Fernández fue propuesta ayer como nueva vocal del Consejo General del Poder Judicial por el PSOE, confirmando así los beneficios de la gran inversión de la que hablábamos aquí. Quizá llegue a presidenta. 

Por eso, y porque desde que este mes de agosto me zambullí en la redacción del capítulo de Cornellà, vivo asombrado, he decidido abrir una carpeta con su nombre. Los invitados que me siguen en Google Docs ya lo habrán podido ver y leer: pero hoy no me resisto a adelantarlo aquí: Margarita Robles condenó a Ahmed Tommouhi en el caso de Cornellà, no sólo porque privilegiara el señalamiento de la víctima frente a los análisis científicos que lo exculpaban. Es peor todavía. ¡Es que no había entendido el informe!

De la lectura atenta y rigurosa de su sentencia se deduce que el tribunal no sabía que su razonamiento, al entrar en el contenido del informe (al que luego niega validez jurídica por un problema de forma) estaba pringándose con el semen del violador. Aunque no con el del condenado.

La frase clave de la sentencia es ésta:

“la conclusión referida tampoco excluye la comisión de los hechos por el acusado y más si se tiene en cuenta que fueron dos hombres los intervinientes en los hechos”.

La conclusión del referido informe, en el que se habían analizado manchas de sangre y esperma en la camisa polo y las bragas de la chica, es ésta:

En virtud  de dichos resultados se llega a las conclusiones siguientes: Los marcadores genéticos obtenidos en la gasa con sangre de Ahmed Tommouhi no coinciden con los marcadores genéticos encontrados en la camisa polo de N.

Volvamos a la sentencia. Subrayo “y más” porque dice, si es que sabe lo que está diciendo, más de lo que parece: dice, para empezar, que aún si sólo hubiera habido un violador, ¡UNO!,  la conclusión referida no excluiría que el acusado, Ahmed Tommouhi, pudiera ser el violador. Watson, la sangre podría ser de la chica. De hecho, ella misma había explicado al tribunal “que tenía sus ropas manchadas de sangre por una herida en el labio”. En la conclusión referida, por tanto, el tribunal no ha detectado el semen: ¿cómo si no, se puede sostener que dicha conclusión (el “y más” apunta sólo a la entrada en escena del segundo violador) no excluye la autoría de Ahmed Tommouhi aunque hubiera habido un solo asaltante, si su grupo sanguíneo (“A”) no coincidía con el del semen del violador (“B”)?

Y dice, aunque hay que seguir leyendo hasta el final de ese párrafo de la sentencia, que la sangre, pero sólo la sangre –digo yo–, siempre podía ser, ahora sí (“y más”), del otro violador:

“se ignora (…) si a la misma [ropa] tuvo acceso el otro individuo que estaba con el procesado etc.”

El orígen del problema, además de las dificultades que pudieran tener Margarita Robles y sus dos compañeros de Tribunal para entender el informe (difícilmente se puede entender algo que no se lee con atención), es que los peritos en sus conclusiones sólo se referían a los restos hallados en la camisa polo. Los resultados también afectaban, sin embargo, a los hallados en la braga. Pero los jueces, como todo el mundo sabe, sólo se leen las conclusiones de los informes.

Todavía hoy no puedo asegurar si sus dos compañeros de tribunal, Gerard Thomàs y Felipe Soler, tampoco entendieron el informe, o lo que no entendieron fue la propia redacción de la sentencia, que firmaron los tres a la unanimidad.

Un resumen de la sentencia en pdf.

Anuncios

Archivado en: Margarita Robles Fernández

6 Responses

  1. B.T. dice:

    Gran mujer, Margarita Robles. Hace años que la sigo (en los comentarios que dejé a tu post del 6 de marzo ya había evidencias de mi admiración por el personaje) y, si no fuera tan vago como soy, abordaría con ella una tarea epistemológica similar a la que Arcadi Espada llevó a cabo con Samaranch. No es casual la comparación.

    Me gusta

  2. ladoblehelice dice:

    Seguro que conoce entonces esta frase suya con la que introduciré la segunda parte del libro: “No hay nada peor que un juez abstraído de la realidad”.

    La frase es de Margarita Robles, no de B.T., claro.

    Me gusta

  3. estupefacto dice:

    Esto no lo entiendo:
    __

    “El orígen del problema, además de las dificultades que pudieran tener Margarita Robles y sus dos compañeros de Tribunal para entender el informe (difícilmente se puede entender algo que no se lee con atención), es que los peritos en sus conclusiones sólo se referían a los restos hallados en la camisa polo. Los resultados también afectaban, sin embargo, a los hallados en la braga. Pero los jueces, como todo el mundo sabe, sólo se leen las conclusiones de los informes.”
    __

    En la braga se encontró líquido seminal del que sólo se llegó a saber que era de alguien con grupo sanguíneo B. Este dato no añadía nada al resultado del análisis del esperma hallado en la camisa polo (a saber, mismo grupo sanguíneo e información sobre el marcador globulina Gc, que no coincidían con los de Tommouhi).

    Me gusta

  4. ladoblehelice dice:

    Ésa es la clave, estupefacto. El resultado no añadía nada para quien hubiese entendido, esto es, leído el informe, como usted. Sólo quien no haya visto eso, puede luego escribir que “la conclusión referida tampoco excluye la comisión de los hechos por el acusado y más si se tiene en cuenta que fueron dos hombres los intervinientes en los hechos”.

    ——

    Partimos de que la ponente usa la expresión “y más” como yo la entiendo, que creo que es la correcta: denotando aumento. El aumento que supone la circunstancia de que exista un segundo violador. Vale.

    Borremos esa circunstancia ahora, para ver qué está diciendo antes de ese “y más”. Está diciendo lo mismo. Ahora bien: ¿cómo se puede sostener que esa conclusión no excluye que el acusado sea el ÚNICO autor de los hechos?

    Se puede sostener porque:

    a) La sangre no sea suya, como efectivamente dice el informe, PERO sea de la chica, y de su labio partido.

    Esa hipótesis, sin embargo, no se puede sostener respecto del semen: ¿de quién, si no hubiera otro violador, debería ser el semen, puesto que NO puede ser de la chica, sino del primer violador?

    El semen del primer violador y el del condenado por esa violación, Ahmed Tommouhi, no son de la misma persona.

    Y ya sé que en la camisa polo había también restos de esperma: pero, insisto, la ponente no lo ha detectado. En las conclusiones se habla de “marcadores genéticos”, sin especificar si esperma o si sangre, y para escribir “y más” sólo puede estar pensando en la sangre, esto es, en el labio partido de la chica.

    Una última posibilidad es que la ponente creyera en el fondo que el semen alojado en la zona vaginal de la braga de la chica a la que supuestamente habría violado era del copiloto, esto es, del otro violador. Tommouhi, dicen, era el conductor. En ese caso, esconde su razonamiento, lo que es más grave todavía.

    Pero es que esa hipótesis necesita de dos errores: Uno gramatical: sobraría entonces esa expresión “y más”. Y otro fáctico: suponer que las chicas fueron violadas las dos dentro del Renault 5, para que fuera imaginable al menos la salpicadura.

    Este segundo error está contenido en la sentencia, pero creo que sería demasiado desarrollarlo aquí ahora.

    Así que una de dos, o la ponente escribe al pairo, y donde pone “y más”, no quería decir “y más”, o no había entendido el informe. Mi obligación, hasta que tenga indicios de lo contrario, es creer que sabe lo que dice y escribe. Aunque no lo sepa.

    Quizá algún día ella, o sus compañeros de Tribunal, quieran aclararlo.

    Me gusta

  5. estupefacto dice:

    Ya veo a qué te refieres… A la posibilidad de que una lectura “descuidada” de la conclusión del informe (y SÓLO de la conclusión) llevara a dar por supuesto que lo que se había comparado, y no coincidía, era la sangre de Tommouhi con alguna mancha de SANGRE en la camisa polo.
    La verdad es que esta posibilidad de explicación del “y más” cuesta de digerir. Pero reconozco que encontramos otro indicio en ese mismo sentido apenas unas líneas después del misterioso “y más”:
    ___

    “En efecto, se dice que los análisis de sangre han sido realizados por los funcionarios cuyo carnet profesionales antes se ha citado, ignorándose por completo la cualificación técnica o científica, que les permite realizar tales análisis.”
    ___

    “Los análisis de sangre”… ¿Otro lapsus o la confirmación de que los magistrados -o, al menos, el que redactara la sentencia, que sería la ponente- “ignoraban” los análisis de semen -un “super-lapsus”-?

    ====================================

    Por cierto, al releer el resumen de la sentencia me he acordado de otro patinazo que contiene. No sé si ya se ha comentado antes por aquí. Si la referencia -lo que va a misa- es la sentencia, resulta que Tommouhi fue condenado por unos hechos probados que son demostrablemente falsos…:
    ___

    “ANTECEDENTES DE HECHO
    “PRIMERO.-Se declara probado que sobre las 20 horas del día 15 de noviembre de 1.991 cuando G. y N., la primera de 16 años y la segunda de 15 años se encontraban en una parada de autobús en la localidad de Sant Feliu de Llobregat, esperando para dirigirse a Cornellà, se acercó a ellas un turismo conducido por el procesado Ahmed Tommouch, mayor de edad y sin antecedentes personales, que iba acompañado por otro individuo, cuya identidad no ha quedado acreditada, ofreciéndose a llevarlas al lugar donde las jóvenes querían ir.
    (…)
    “A continuación el procesado penetró vaginalmente a N., haciendo lo mismo el desconocido con G., mientras Ahmed yacía al lado con la otra joven.”
    ___

    El 15 de noviembre no pudo cometer esos actos porque estaba detenido desde hacía cuatro días…
    En realidad, los hechos sucedieron el día 7 por la noche. El origen del error pudo estar, quizá, en una lectura “descuidada” (ya empezamos…) del escrito de calificación presentado por el Fiscal, donde comenzaba señalando que Tommouhi estaba en prisión provisional desde el día 15 de noviembre, mencionando después la fecha de los hechos (que el Fiscal situaba sobre las 20 horas del día… ¡ocho!).

    Me gusta

  6. Anónimo dice:

    Perfil (con sombras) de Margarita Robles, publicado en El País el 21-09-2008

    http://www.elpais.com/solotexto/articulo.html?xref=20080921elpepinac_11&type=Tes&anchor=elpepiesp

    La viceministra que limpió Interior

    M. A. – Madrid

    EL PAÍS – España – 21-09-2008
    Fue la juez más joven de España y es magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, una de las cinco únicas mujeres que integran ese tribunal. Pero lo que más fama ha dado a Margarita Robles (soltera, 50 años) y lo que más la señala políticamente, es su paso por el último Gobierno de Felipe González (PSOE). Robles, junto a María Teresa Fernández de la Vega, la actual vicepresidenta del Ejecutivo, formó parte del equipo del ministro de Justicia e Interior Juan Alberto Belloch, como secretaria de Estado de Interior.

    Durante esos años le tocó acabar con los restos de la guerra sucia contra ETA. Desde su despacho impulsó la investigación sobre el secuestro y asesinato de José Antonio Lasa y Juan Ignacio Zabala que acabó con la condena del general Enrique Rodríguez Galindo. También dejó de pagar a los ex policías José Amedo y Michel Domínguez, implicados en esa trama. En varias ocasiones se ha pronunciado a favor de un proceso de diálogo para lograr el fin de ETA y estuvo en contra de la Ley de Partidos impulsada por Aznar que permitió ilegalizar a Batasuna, PCTV y demás marcas de la izquierda abertzale.

    Pero su labor también tiene sombras. Durante su etapa como presidenta de la Audiencia de Barcelona redactó la sentencia que condenó a Ahmed Tommouhi por varias violaciones brutales dando más credibilidad al testimonio de la víctima que al análisis genético del semen del presunto agresor, que descartaba su culpabilidad. Tommouhi pasó 14 años en prisión al ser confundido con el auténtico violador.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: