ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Decir es hacer

Jamal Benali y Mostafá Zaidani durmieron con Ahmed Tommouhi en una pensión de Terrassa el fin de semana del 9 al 10 de noviembre de 1991. El lunes 11, Tommouhi y Zaidani fueron detenidos. Este último fue puesto en libertad sin cargos después de la detención en Barcelona, el miércoles 13,  de Abderrazak Mounib, el otro marroquí condenado junto a Tommouhi por las violaciones de Tarragona. Estas violaciones (I y II) se cometieron la noche del sábado 9 al domigo 10, y Tommouhi siempre declaró que esa noche él estaba durmiendo en la pensión. Sus abogados, Claret y Pardo, nunca llamaron a declarar ni a Benali ni a Zaidani. Yo los he encontrado.

Las declaraciones de dos testigos, dieciséis años después de los hechos, ¿consituyen un hecho nuevo? Judicialmente sí, pero su eficacia estará en función de la convicción que infunda al tribunal su testimonio, y de los datos objetivos que lo corroboren. Un hombre, acusado de violar a un menor, fue absuelto años después, gracias a que su mujer encontró a dos testigos que estaban con él el día de autos. El registro de una llamada de teléfono corroboró el testimonio y el encuentro.

¿Y periodísticamente? La propia estructura del libro, dividido en tres partes (Hechos probados, Deshechos y Hechos nuevos), me obliga a hacerme esa pregunta. ¿Un testigo que no quiere hablar mucho del tema: técnicamente es un hecho nuevo, o debería entrar dentro de los medios de prueba deshechados en su día? ¿Están diciendo la verdad? ¿Cómo de fiables son sus recuerdos? ¿En qué medida esos testigos no siguen, dieciseis años después, temiendo que su declaración pueda complicarles la vida? ¿Mantendrían lo que me contaron a mí, en términos parecidos, declarando frente a un juez?  Las dudas aprietan no tanto porque las respuestas sean positivas o negativas, como porque no son claramente ni una cosa ni la otra.

Si la respuesta, además, pudiera tener consecuencias no sólo para el relato:  ¿Qué decir? ¿Qué hacer?

Anuncios

Archivado en: Epistemología de la vida cotidiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: