ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Lo crudo y lo cocido

Que el matrimonio tenga que restringirse a las parejas heterosexuales es tan natural y razonable como el derecho de pernada. De ahí que la oposición a la ley del matrimonio homosexual en Francia pueda sorprender, por venir de un país que decapitó al rey dos siglos antes de que Lorena Bobbit lo hiciera con el monarca de su casa.

Sigue en Kiosko Global.

Archivado en: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: