ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Homenaje a Gallardón

Alberto Ruiz Gallardón dimitió ayer como Ministro de Justicia. Ha sido una figura ejemplar en muchos aspectos, un figura, diría yo: para la política en general y para la política de la Justicia en particular. No creo que nadie, sin embargo, vaya a reconocerle sus méritos en este país y en estos tiempos ingratos. Pero como ha sido una fuente de inspiración constante para este blog, voy a señalar al menos los más memorables.

1. Fue capaz de dejar la política, según adelantó El País en su portada del 16 de enero de 2008, y luego llegar a ministro.

2. Siendo como es un hombre que sólo cree en Dios y la policía, fue capaz además de ser Ministro de Justicia (entiéndase, humana). Es decir, el punto medio entre dos extremos que sólo un hombre recto como él podría unir.

3. En estos tres años ha sido el gran ideólogo español del enfoque preventivo en la lucha contra el crimen, sobre todo contra aquellos que no se han cometido. Todavía. La reforma del Código Penal que él propuso y en especial la llamada cadena perpetua revisable y la denominada custodia de seguridad, son ejemplares. Consisten en que los presos condenados por terrorismo, asesinatos múltiples y violaciones, empujen su bola después de cumplir la condena hasta que un psicólogo de guardia certifique que han superado el complejo de Sísifo. 

4. Fue capaz de inventar un castigo real para crímenes ficticios. Este artículo del abogado Carlos Sánchez Almeida en Jot Down sobre la gallardona visión de la pornografía infantil lo subrayaba así: “Obsérvese que tal definición no limita la pornografía infantil a la representación gráfica de actos reales de abuso de menores, sino a toda representación, incluso simulada. Ello incluye en el tipo penal acogido por el legislador español a cualquier representación figurativa, sea esta fotográfica o pictórica, real, simulada o digital. Es decir, a toda manifestación creativa que represente a menores en actividades sexuales.”

5. Por el culo te la hinco, por ejemplo, si el complemento indirecto “te” se refiriera a un menor de edad, sería una frase merecedora de reproche penal en el país de Gallardón. El nuestro.

6. Y respecto de la abortada reforma de su ley, con todos los merecidos reproches que ha recibido, no he visto que nadie subrayara la aportación más personal de su genio: que el delito de aborto pudiera cometerlo cualquiera, salvo la mujer que abortaba, que no habría cometido delito alguno. A estas alturas, es difícil entender que la lógica que una norma legaliza, tiene consecuencias que van más allá de las buenas intenciones de quien legisla y de los ciudadanos que la reciben; así que tampoco nadie supo reconocerle que esa ley era la consecuencia lógica de la visión de la mujer en tanto que víctima (y menor de edad) que lleva unos treinta años en boga [entre los defensores de las mujeres]. Es verdad que seguramente él había llegado a esa conclusión por otros caminos: si la mujer no debe tener la última palabra, tampoco debe tener que defenderse ante nada ni nadie, que no sea Dios. Porque ya se sabe que los hijos, incluso los de Gallardón e incluso los hijos de Gallardón que huyen de la policía, son hijos del Espíritu Santo. Pero eso no impide que esa lógica que ahora se va por la puerta de atrás, vuelva a entrar por la ventana. ¿Para quedarse?

Archivado en: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: