ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

Gárgaras y cobardes

Un holandés lleva once años preso condenado por tres crímenes que no cometió. Cuando lo condenaron, el tribunal ya sabía que había una prueba biológica que indicaba que él no era el agresor. Ahora ha llegado un informe científico al Tribunal Supremo indicando quién es el autor, un británico condenado por asesinato.

Bien. Me hubiera gustado leer esa sentencia que tiene que dictar todavía el Supremo, para ver qué gargaras legales hacían los jueces esta vez: porque el primer informe de ADN ya era exculpatorio y sin embargo el tribunal no lo tuvo en cuenta y, según nos han enseñado la historia de Tommouhi y Mounib y alguna otra, eso va a misa en España, y muy probablemente el holandés hubiera seguido en la cárcel hasta cumplir la condena entera.

Por suerte para el holandés Romano Liberto van der Dussen, que lleva 4.268 días preso, junto al ADN ha llegado una declaración del británico en prisión diciendo que él mismo es el culpable de Málaga y que está dispuesto a colaborar con la justicia española para que el inocente salga de la cárcel. Es decir, se puede ser un asesino y un violador múltiple y tener todavía empatía con un inocente que está en la cárcel. O se puede ser Antonio García Carbonell, también violador en serie y acusado ahora de asesinato, y no decir ni mú y dejar que un inocente como Ahmed Tommouhi se pudra en la cárcel. Tommouhi cumplió 15 años. O dejar que otro se muera en ella, como Abderrazak Mounib, que murió en 2000.

Pero yo comprendo a García Carbonell. Algo menos comprendería que la fiscalía catalana, y la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, no movieran un dedo por encontrar al cómplice de Carbonell (autor de varias violaciones impunes) antes de que prescriban todas. Todavía espero que contesten al correo electrónico que les envié hace casi un mes.

En fin, la sentencia que tiene que redactar el Supremo hubiera sido de gran interés de no haber llegado la “miniconfesión” del asesino inglés, Mark Dixie. Porque ahora se acogeran a ella, a la confesión, para decir que es una prueba absolutamente nueva que “demuestra” la inocencia de Van der Dussen, y podrán darle una patadita también al tribunal de Málaga por no haber tenido en cuenta el primer análisis científico. Una patadita de conejo. Como si fuera la confesión la prueba definitiva y no el ADN, que se conocía desde antes del juicio.

Es decir, tampoco Tommouhi podrá alegar esta vez que él sigue condenado por una violación de Cornellà que no cometió. Porque aunque en aquel caso también hubo un análisis científico que lo exculpó, nunca nadie confesó luego la autoría. Y ya sabemos que, cuando la palabra de la víctima se vuelve sagrada, para llevarle la contraria hace falta lo mismo que para redimir un pecado: una confesión.

Es lo que distingue un juez en 2015, de un peligroso fanático. En España tenemos un puñado de lo segundo, empezando por Margarita Robles, que es la que condenó a Tommouhi sin leerse el informe científico que lo exculpaba. Sé que hay muchos más de lo primero. Pero la impunidad con la que siguen ejerciendo los fanáticos no deja de sorprenderme.

P.D. No sabía como terminar esta nota, porque no sabía cómo abrochar el nexo entre justicia y religión. Este artículo de Michael Schermer, que enlaza hoy Arcadi Espada en su blog de El Mundo, es una buena pista a seguir. Autojusticia, dice. Está bien. Es exactamente eso, autojusticia: y no me parece exclusivo de los terroristas. Voy a seguir la pista.

P.D. La pieza sobre el inocente Romano Liberto van der Dussenel es de Mónica Ceberio Belaza, en El País de hoy: http://politica.elpais.com/politica/2015/05/09/actualidad/1431196720_320285.html

Archivado en: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: