ladoblehélice

La continuación del periodismo, pero por otros medios.

¿Qué hace falta para condenar a un hombre?

En este caso, parece que sólo hizo falta el tribunal. Porque no parece que reunieran muchas pruebas…

“Ahora, la sentencia absuelve al reo atendiendo a que en su juicio los damnificados -el que recibió la puñalada y otro agredido- no comparecieron, a que en la testificación que hicieron no pudieron identificar al autor de los hechos y a la confesión del menor [que reconoció la autoría] en el otro proceso.”

Elmundo.es, ahora mismo.

Filed under: Principios (y derivas) de la justicia poética, , ,

Para ir al blog de ‘Justicia Poética’ pincha en la imagen

Escribe tu dirección de correo electrónico para recibir las nuevas entradas por mail.

A %d blogueros les gusta esto: